miércoles, 13 de febrero de 2008

Caso Coppola




LA CAMARA DE MAR DEL PLATA APARTO AL JUEZ BERNASCONI PERO NO DECIDIO SOBRE LAS PRISIONES PREVENTIVAS DE LOS CUATRO ACUSADOS INVESTIGACION POR NARCOTRAFICO: El caso Coppola, una maraña judicial La expectativa por el caso sigue intacta porque el tribunal de Mar del Plata decidió dar un paso al costado · Guillermo Coppola seguirá preso hasta que un juez de Capital decida su suerte · El fallo no deja ni vencedores ni vencidos · Y abre múltiples opciones que dejan la causa envuelta en un telaraña judicial
EN DISIDENCIA. El juez Jorge Ferro dijo que no esta enfrentado con Bernasconi.
MAR DEL PLATA (Enviado especial).- La Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata resolvió con un fallo dividido la incompetencia del juez de Dolores en el caso Coppola. Y no llegó a tomar ninguna decisión sobre la situación procesal de los cuatro detenidos. En otras palabras,el más famoso de ellos, Guillermo Coppola, seguirá preso. Y la expectativa sobre el caso, envuelto otra vez en una maraña judicial, sigue intacta. En un fallo de 41 carillas, los jueces Luis Longhi y Alejandro Tazza inclinaron la votación hacia la incompetencia de Bernasconi, y por carácter transitivo la propia, por lo que el expediente fue remitido a Buenos Aires.
En disidencia votó el camarista Jorge Ferro, para quien la causa debería ser declarada nula por las irregularidades detectadas durante la instrucción.Al no avanzar los jueces sobre las cuestiones de fondo (apelaciones, nulidades, recusación del juez), los cuatro imputados en la causa deberán permanecer detenidos hasta tanto un nuevo juez decida sobre sus situaciones procesales.En la resolución el tribunal decidió también investigar si en el Juzgado de Dolores se cumplieron todas las exigencias procesales". De esta manera los camaristas llamaron la atención del Juzgado de Bernasconi por las reiteradas violaciones al artículo 32 de la ley de estupefacientes.Según ese artículo, Bernasconi debió haber puesto a disposición de un juez porteño a todos los detenidos en esa jurisdicción y posteriormente notificarlo de sus situaciones procesales.Los abogados defensores de los imputados se notificaron personalmente de la resolución durante la mañana. Poco después del mediodía Albino Stefanolo (Claudio Coppola y Tomás "Paco" Simonelli) y Adrián Tenca (Héctor "Yayo" Cozza) enfrentaron las numerosas cámaras y grabadores que esperaban la noticia.Protesta de los defensores"Hay un juez que dice que Bernasconi hizo todo mal, y otros dos que no dicen lo contrario", dijo Stefanolo, quien se mostró confiado de que en Buenos Aires "se comprobará que Bernasconi se equivocó"."Podrían haber resuelto la cuestión de fondo tranquilamente porque un juez es competente hasta tanto no declare su incompetencia", protestó Tenca. "La causa estuvo acá 20 días, nos hicieron venir con nuestros defendidos a las audiencias para conocerlos personalmente. Y todo para declararse incompetentes. De todos modos, el voto del doctor Ferro abre un camino importante para la Cámara de la Capital Federal", agregó.Sensación socialMientras los dos abogados se explayaban en la puerta del tribunal, el presidente Luis Longhi, y el abogado de Coppola, Alejandro Melik, se retiraron por una puerta lateral sin hacer declaraciones.El que sí enfrentó los micrófonos fue el vicepresidente del tribunal: "No resolvemos de acuerdo a sensaciones sociales. Sino sobre lo que consideramos que es ajustable a derecho", dijo Alejandro Tazza.Sobre el fallo dividido, Tazza opinó que "eso demuestra la independencia de criterios por parte de los jueces para expedirse libremente".El miembro más joven del tribunal explicó que "Tarantini no tenía resuelta su situación procesal en la causa principal. Por eso resolvimos hacer lugar al recurso de habeas corpus y modificar su regimen de tratamiento".El abogado de Tarantini, Cosme Rombolá, se mostró más que satisfecho con la decisión y partió rápidamente a Balcarce a buscar a su defendido.De las 41 carillas que tiene el escrito, 24 y media corresponden al voto de los jueces Longhi y Tazza. El resto pertenece a Ferro.El presidente y vice del tribunal entendieron que el delito que se le imputa a los detenidos (comercializar droga) habría sido cometido en la Capital Federal y que "no existe" ninguna evidencia o indicio que permitan pensar que la droga secuestrada hubiera sido destinada hacia Cariló o Pinamar". Precisamente, este era el argumento del juzgado de Dolores para fundar su competencia.El juez Ferro coincide con que "a simple golpe de vista ésta Cámara debiera reconocer su incompetencia territorial", pero al mismo tiempo sostiene que la causa es nula "a partir de la foja 7".
JAVIER FEBRE Y GUILLERMO VILLARREAL